Skip to content

Aprendizaje corporativo: cómo el juego de roles beneficia a las empresas

El juego de roles -o también denominado ‘Role Playing’- es una herramienta fundamental dentro de las empresas para desarrollar habilidades de comunicación, empatía y toma de decisiones. Conoce más sobre el método que potencia a los equipos.

Experimentar una situación antes de vivirla. Asumir el papel de otro. Ponerse a prueba en una situación límite. El juego de roles es un método ideal para lograr experimentar la verdadera empatía, es decir, la capacidad de identificarse con alguien, compartir sus sentimientos o, sencillamente, ponerse en su lugar.

Las organizaciones ya llevan adelante esta metodología que transforma el aprendizaje corporativo. ¿De qué se trata concretamente? Se define como una técnica que permite a los participantes asumir roles específicos dentro de escenarios simulados, donde enfrentan desafíos y toman decisiones en función de las expectativas y responsabilidades de esos roles.

Su aplicación -que se puede desarrollar para distintos ámbitos- es fundamental para las empresas que son consciente de la importancia de su aplicación por varios motivos: 

 

  • Desarrollo de habilidades: Su implementación ofrece una plataforma segura para practicar y mejorar las conocidas soft skills (o habilidades blandas), como la comunicación efectiva, el liderazgo, la empatía y la resolución de conflictos.
  • Experiencia práctica: No hace falta que suceda un hecho en particular para que los equipos obtengan experiencia. Si bien es muy difícil que se asemeje a la vida real, el juego de roles permite a los colaboradores experimentar -o al menos acercarse- a situaciones reales de manera controlada. Esto facilita el aprendizaje a través de la práctica y la retroalimentación inmediata.
  • Fomento del trabajo en equipo: Sin dudas que el juego de roles contribuye al trabajo en equipo. La cercanía de la experiencia y el afrontar situaciones en conjunto (y ponerse en el lugar del otro durante el cambio de roles), une aún más a los equipos. Esta metodología promueve la colaboración y la cohesión entre los miembros al trabajar juntos para alcanzar objetivos comunes.
  • Mejora del rendimiento: Al practicar situaciones relevantes para su trabajo o responsabilidad, los participantes del juego de roles pueden aumentar su eficacia y eficiencia en el desempeño de sus funciones. Si conocen cómo actuar en ciertas situaciones particulares, poseen más herramientas para afrontarlas.

 

Cómo y dónde se puede aplicar juego de roles 

La simulación de roles, en la que se asume un papel y se lo representa de manera realista para crear una situación real y experimentar emociones, pensamientos y sensaciones de dicho momento, puede aplicarse en diferentes ambientes o sectores de la empresa.

Desde el entrenamiento de equipos de ventas, la formación de liderazgo, hasta la gestión de conflictos, el juego de roles beneficia múltiples áreas y roles.

El primero y uno de los más importantes es el entrenamiento de habilidades de liderazgo. Esta herramienta puede ayudar a los líderes y gerentes a practicar habilidades de liderazgo, como puede ser la toma de decisiones, la gestión de conflictos y la motivación del equipo. Gestionar equipos no es tarea sencilla, por eso el juego de roles se convierte en un instrumento clave para aprender a abordar dificultades, gestionar personalidades o inspirar a los empleados.

Esta metodología es una gran herramienta para fortalecer al servicio de ventas y potenciar a los equipos comerciales que experimentan interacciones ficticias con clientes y adoptan nuevas habilidades para responder de forma instantánea y natural y ser más empático. A la “hora de la verdad” se verán más confiados y capaces para sortear retos y manejar las diversas quejas.

Los juegos de roles también ocupan un lugar importante en la simulación y resolución de problemas. Mediante la representación de diversos escenarios difíciles (recopilados por las empresas por experiencias anteriores o la creación de nuevas situaciones posibles) ayudan a los empleados a practicar técnicas para identificar, analizar y abordar problemas dentro de su trabajo.

Por último, también puede abordar los distintos escenarios empresariales específicos que se viven en las diferentes áreas. El juego de roles puede utilizarse para simular situaciones como negociaciones comerciales, reuniones de ventas o presentaciones ante clientes. Con esta experiencia, los equipos pueden practicar y mejorar sus habilidades en un entorno controlado.

 

El juego de roles y la importancia de la capacitación

El juego de roles no se trata de una acción aislada o una mera actividad en el medio de cualquier jornada de trabajo. Esta técnica nace y se desarrolla en un contexto más amplio que son, ni más ni menos, las capacitaciones.

Para maximizar su potencial como herramienta de aprendizaje dentro de las empresas, es fundamental establecer primero un contexto de capacitación adecuado. Este entorno no solo debe ser propicio para la formación, sino que también debe estar meticulosamente preparado con objetivos claros y definidos. 

La eficacia del juego de roles depende en gran medida de la preparación previa y de la existencia de un marco de capacitación bien estructurado.

La importancia de este contexto radica en su capacidad para simular situaciones reales de manera controlada, que permite a los participantes experimentar, cometer errores y aprender en un entorno seguro, sin las presiones o consecuencias que podrían enfrentar en situaciones reales. 

Es importante comprender que los juegos de roles por sí solos no son una solución mágica para el desarrollo de habilidades en el lugar de trabajo. Sin el contexto adecuado de capacitación y aprendizaje, los juegos de roles pueden carecer de relevancia y efectividad. Es como intentar construir una casa sin cimientos sólidos; los juegos de roles necesitan un contexto de aprendizaje sólido para construir encima y generar un impacto significativo en el desarrollo profesional de los empleados.

¿Cómo potenciar su efectividad? Con la compañía de una especialista en capacitación que lleve el proceso de la forma adecuada y genere un contexto de aprendizaje óptimo para los equipos. 

En Intelego ofrecemos un amplio conocimiento y experiencia en la materia, así como una variedad de servicios y recursos que ayudan a potenciar tus capacitaciones. Ayudamos a las empresas a llevar adelante programas de aprendizajes a medida que favorecen al desarrollo y la eficiencia de los juegos de roles. Producimos materiales y eventos formativos que “enganchan” a tu personal gracias a su diseño instruccional y visual superior, lo que promueve su participación activa.

Solo es momento de actuar y que los empleados vivan los escenarios vitales para crecer, aprender, potenciarse y, sobre todo, ser más empáticos.

Comentarios